fernando charry lara: poeta y crítico moderno - dialnet · pdf fileof other...

Click here to load reader

Post on 19-Oct-2018

217 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • Estudios de Literatura Colombiana, N. 30, enero-junio, 2012, ISSN 0123-4412, pp. 55-79

    Fernando Charry Lara: poeta y crtico moderno

    Fernando Charry Lara: Modern Poet and Critic

    Patricia Trujillo Universidad Nacional de Colombia

    Recibido: 9 de abril de 2012. Aprobado: 8 de mayo de 2012

    Resumen: este ensayo estudia los artculos y reseas de Fernando Charry Lara para esclarecer cmo se formaron sus criterios acerca de la naturaleza y la funcin de la poesa moderna, sus ideas acerca de la composicin del poema, de la relacin entre la expresin individual y la construccin cons-ciente de la obra, del lenguaje de la poesa y de las tareas del poeta moder-no. Estas ideas se formaron, en el caso de Charry, a travs de la lectura y la discusin con la obra crtica de otros poetas contemporneos como Paul Valry, T. S. Eliot, Luis Cernuda y Octavio Paz, en el marco de los debates sobre el modernismo, el piedracielismo y la poesa de la mitad de siglo en Colombia.

    Palabras claves: Charry Lara, Fernando; poesa colombiana; crtica lite-raria

    Abstract: this paper analyzes the articles and reviews by Fernando Charry Lara to clarify how his points of view on the nature and function of modern poetry were built as well as his ideas about the composition of the poem, the relationship between individual expression and the conscious construction of the work, the language of poetry and the tasks of the modern poet. Charry structured those ideas by means of reading and discussing the critical work of other contemporary poets such as Paul Valry, T. S. Eliot, Luis Cernuda and Octavio Paz, in the context of debates about modernism, the Piedracie-lismo movement and poetry in the mid-20th century in Colombia.

    Keywords: Charry Lara, Fernando; colombian poetry; literary criticism.

  • Estudios de Literatura Colombiana, N. 30, enero-junio, 2012, ISSN 0123-4412, pp. 55-7956

    Introduccin

    Hoy en da, Fernando Charry Lara es una figura reconocida de la poesa colombiana del siglo xx. En todas las historias de la literatura escritas en los ltimos veinte aos se ha dedicado un buen espacio a comentar su breve obra potica, compuesta apenas por tres libros: Nocturnos y otros sueos de 1949, Los adioses de 1963 y Pensamientos del amante de 1981. Entre sus contemporneos, quiz solo dos, Jorge Gaitn Durn y lvaro Mutis, tengan un puesto ms firme en el canon actual de la poesa colombiana. La conside-racin que se tiene por la poesa de ambos se incrementa con la que merece su importancia como figura intelectual, en el caso de Gaitn Durn, y con los mritos de su narrativa, en el caso de Mutis. Por el contrario, a Charry se le suele reconocer ante todo como poeta, a pesar de su larga carrera como crtico literario. Es muy probable que esto se deba a que, desde el principio de su carrera, Charry siempre concibi la crtica literaria como parte integral de su labor como poeta.1

    Charry comenz a publicar artculos crticos a los veinte aos y continu colaborando en peridicos y revistas desde 1940 hasta su muerte. Sin em-bargo, el volumen reunido de su crtica literaria es relativamente pequeo, sobre todo si se piensa en el tiempo y la dedicacin con que fue escrito. Esto se debe a dos razones: la primera fue que Charry reescribi y reimprimi varios de sus ensayos en diferentes revistas; la segunda, que una parte con-siderable de sus escritos est formada por comentarios, en forma de reseas, a libros de poesa, de crtica o de historia literarias. Charry solo compil un volumen de sus artculos crticos treinta y cinco aos despus de haber comenzado a publicarlos. En l reuni estudios sobre poetas colombianos, espaoles e hispanoamericanos, pero excluy los ensayos de corte general que haba escrito, en su mayora, en la dcada del cuarenta. Quiz esta selec-cin se deba a que estos artculos trataban sobre polmicas de la poca que, en 1975, pudo considerar caducas. No obstante, en esos debates form sus criterios de valoracin y los principios que considerara fundamentales en su labor como escritor.

    1 Se ha escrito poco sobre la obra crtica de Fernando Charry Lara. El artculo ms detallado sobre el tema es de Rafael Gutirrez Girardot: Poesa y crtica literaria en Fernando Charry Lara (1984). David Jimnez tambin dedic un apartado de Poesa y canon a la crtica de Charry (1995: 154-164). Luego de la muerte del poeta, se hizo una nueva compilacin de sus ensayos, Lector de poesa y otros ensayos inditos (2005), que reproduce, en parte, aquellos publicados en Lector de poesa (1975), en Poesa y poetas colombianos (1985), y recoge algunos ensayos dispersos en publicaciones peridicas.

    Fernando Charry Lara: poeta y crtico moderno

  • Estudios de Literatura Colombiana, N. 30, enero-junio, 2012, ISSN 0123-4412, pp. 55-79 57

    Una de las tareas que el joven Charry pensaba que deba cumplir un poeta moderno era la de considerar las teoras de otros escritores sobre la poesa para reflexionar sobre su propia tarea. En un artculo sobre la obra literaria de uno de sus compaeros de generacin formul esta idea de for-ma programtica, y la us como criterio para distinguir a los poetas ms jvenes de sus antecesores inmediatos. Charry afirm que los integrantes de su generacin eran conscientes de que deban poner su obra en un plano de mayor responsabilidad esttica que sus predecesores, esto es, de que deban escribir poesa a partir de una reflexin crtica sobre el arte. Por eso, sus contemporneos tenan una mayor amplitud de miras sobre la poesa que la de un sector de la crtica literaria colombiana, basada en prejuicios sobre la tradicin clsica (1948a: 5).

    La actitud de Charry frente a las ideas estticas de otros escritores no fue de una aceptacin sin reservas ni de un rechazo inmediato, sino de una pon-deracin explcita. As, en uno de sus primeros ensayos, publicado en 1942 y dedicado a la crtica de Paul Valry, Charry observ que sus ideas deban suscitar reflexiones que midieran su impacto sobre la poesa contempornea (1942: 279). Esta relacin entre la prctica de la crtica literaria y la escri-tura de poesa fue una de sus convicciones ms firmes. Cuando aluda a los escritos crticos de los poetas, a menudo sealaba que sus reflexiones eran comentarios velados a sus propias obras: una manera de esclarecer su oficio. De Luis Cernuda escribi, en 1949, que sus observaciones sobre el valor del romanticismo podan aplicarse a sus poemas. Cernuda defini el romanticis-mo como una poesa que no apela a los grandes sentimientos nacionales ni a la solemnidad de los grandes gestos, sino que, desnuda de artificio, busca expresar el alma del individuo. Esa era, observ Charry, la situacin de la poesa de Cernuda: la leve poesa de Cernuda guarda un aislamiento similar al de los versos de Bcquer junto a otros de sus contemporneos romnti-cos (1949: 4). De Xavier Villaurrutia anot que sus observaciones sobre la influencia del surrealismo y la poesa pura eran una preciosa pgina de au-tocrtica, pues Villaurrutia estaba inmerso en la contradiccin que supona apreciar, al mismo tiempo, la libertad de la exploracin del subconsciente y la necesidad de escribir una poesa no desprovista de arte. En el mismo en-sayo plante la necesidad de la reflexin crtica como parte de la escritura de poesa: quien es incapaz de discutir su propio don potico, es todava ms incapaz de saber expresarlo (1957: 252).

    Patricia Trujillo

  • Estudios de Literatura Colombiana, N. 30, enero-junio, 2012, ISSN 0123-4412, pp. 55-7958

    Los crticos y poetas ms importantes en la formacin de sus ideas sobre la poesa quiz hayan sido Paul Valry, T. S. Eliot y Luis Cernuda. Charry public, en la dcada del cuarenta, dos artculos diferentes sobre cada uno de estos autores. Adems, utiliz sus ideas como criterios de valoracin en sus ensayos y sus reseas sobre autores colombianos e hispanoamericanos. La crtica literaria de Octavio Paz tambin cumpli un papel importante en su formacin como crtico, aunque Charry comenz a escribir sobre l a finales de los aos cincuenta. En las dcadas del sesenta y el setenta, public nume-rosas reseas sobre los libros de Paz, y ms adelante escribi tres artculos extensos sobre su obra. No obstante, ya en 1940, Charry estaba al corriente de las publicaciones del poeta mexicano: en un artculo sobre T. S. Eliot, coment elogiosamente la traduccin de algunos de sus poemas aparecidos en la revista Taller, que Paz diriga por esos aos.

    Poesa pura y emocin potica

    En un artculo sobre Toms Vargas Osorio, miembro de la generacin Piedra y Cielo, Charry hizo un balance de la adopcin de la poesa pura por parte de la generacin del 27. Segn l, una parte de esta generacin haba adaptado las ideas de Mallarm y Valry que, originalmente, haban surgido como una reaccin contra el romanticismo. En tanto resistencia a la desmesura confesional y elocuente del romanticismo, la poesa pura haba sido una leccin de mesura, pero Valry haba ido muy lejos al afirmar que la poesa era, exclusivamente, un arreglo de efectos verbales. El resultado de la adaptacin de sus ideas por la generacin del 27 haba sido una poesa de elegancia verbal y maravillosa tcnica del verso, pero que despreciaba los elementos ms humanos de la poesa. En efecto, desde hace algn tiempo se viene contemplando que la poesa tiende a estilizarse, a reducirse a una frmula sonora desprovista de emocin y an de significado, escribi en un artculo sobre Toms Vargas Osorio (1940a: 2). Segn Charry, concebir un poema como un instrumento que solo mediante sus recursos formales ocasionaba una sensacin en el lector dejaba de lado su parte ms huma-na, la emocin potica. Por otra parte, juzgaba que la parte valiosa de la poesa pura, es decir, escribir una poesa libre de elocuencia, no haba sido aprovechada por los poetas espaoles e hispanoamericanos: tanto la poesa espaola como la americana son elocuentes. Alberti, Lorca, Diego, Larrea, Neruda, Bernrdez, con su squito de imitadores, no han hecho sino una

    Fernand